Todas las imagenes presentes en esta página web están protegidas por la ley sobre "el derecho de autor". Por lo tanto, no se permite la reproducción de su contenido, ya sea total o parcial, sin la autorización por escrito del autor.

UN BLOG SE ALIEMTA DE TUS COMENTARIOS, DEJA EL TUYO.
GRACIAS

martes, 25 de agosto de 2009

Regalos

El otro día mientras trabajaba y realizaba uno de mis censos mensuales, con un calor insoportable, y muy fatigoso, tuve la maravillosa recompensa de encontrarme con estas dos imágenes. Con la carraca me quede un buen rato sin ser capaz de reaccionar, me quede mirándola igual que ella a mí, sorprendida de como la miraba, el calor era demasiado sofocante para plantearse si hacia debía huir o no, con lo que decidió simplemente obsérvame como hice yo con ella, hasta que pensé que le podía hacer fotos. No pensaba que me iba aguantar tanto como para poder imprimir su imagen en mi cámara, pero sí que aguantó, mucho más de lo que yo esperaba y me posó de todas las posturas y desplegando toda la exuberancia de sus colores. No solo se quedo el día en eso, ya que varias especies de esas que casi siempre son muy esquivas se hacían muy notables y muy tranquilas, como es el caso de la garcilla cangrejera. Así, que lo que parecía un día un poco soso, con mucho calor y muy sofocante, se convirtió en un día ameno y muy interesante, llegando a contar más de 20.000 aves en la Dehesa de Abajo.

Carraca, Entremuros, Parque Natural de Doñana
Nikon D300 sigma 150-500 f9 iso 200
Garcilla cangrejera, Dehesa de Abajo
Nikon D300 sigma 150-500 f10 iso 100